Voces y Esparto, pasión por la tradición

Instrumentos utilizados por Voces y Esparto. Foto: Fran J. García
Instrumentos utilizados por Voces y Esparto. Foto: Fran J. García

 

Dicen que donde caben dos, caben tres, pero lo cierto es que nuestra pequeña sala de Makingdos! acogió a más de 20 personas aquella tarde. Música, tradición, bailes, ritmo, energía y mucha diversión fueron algunas de las cosas que trajeron consigo los componentes de Voces y Esparto.

Este grupo conquense forma parte de la Asociación Cultural Olcades, tratando de recuperar y mantener los bailes, cantos y músicas de la provincia. No solo cuentan con los atuendos tradicionales para este tipo de baile, sino que todos los instrumentos son elaborados a mano, y algunos, como nos mostraba uno de sus componentes, son tan básicos como una botella de anís o un cencerro de vaca. Una combinación sencilla, pero espectacular, para quienes tienen la suerte de poder disfrutarlos en directo.

El meetingpoint, que tuvimos el placer de compartir con estos genios de la tradición manchega, no dejó indiferente a nadie, y es que entre las preguntas curiosas de todos los asistentes, las demostraciones que nos regalaron tanto de voces, como instrumentos, el limpio sonido de castañuelas a manos de los más jóvenes del grupo y los bailes de estos, hicieron de una tarde cualquiera un auténtico espectáculo.

Nos contaronque llevan juntos desde 1992; mejorando, creciendo y haciendo del grupo una gran familia, y señalaronque, además, cada vez se va sumando más gente a sus ensayos y actuaciones, ya que hay al menos tres generaciones reunidas en el grupo entre abuelos, hijos y nietos. Los más jóvenes explicaronque a veces les es un poco complicado asistir a los ensayos, ya que los estudios ofrecen un tiempo libre bastante reducido, pero no dudan en aplazar otros planes para poder reencontrarse con todos los miembros y disfrutar de una agradable tarde de folclore.

Parte de los integrantes de Voces y Esparto. Foto: Sylvia Bernabé
Parte de los integrantes de Voces y Esparto. Foto: Sylvia Bernabé

 

En menos de dos horas quedamos alucinados con las jotas, fandangos y seguidillas que ofrecieron, la energía que desprenden, el altruismo de todos y cada uno de ellos y la pasión por una tradición que contagia a todo el que les rodea, desde los más novatos a los más veteranos. Por otro lado,tuvimos la suerte de contar con la presencia de varias estudiantes Erasmus, las cuales no querían perderse ni un detalle y no dudaronen preguntar y tocar algunos de sus instrumentos.
Deseamos muchísima suerte en esta aventura en la que se embarcaron hace más de 20 años, que sigan haciéndonos partícipes de todos sus actos y nunca pierdan la ilusión con la que viven cada encuentro. Desde aquí, invitan a todo el que esté interesado a participar en los diferentes talleres que realizan. Nosotros, unos auténticos privilegiados, ya podemos decir que este grupo tiene magia y no deja indiferente a nadie.

Aquí tenéis el albúm de fotos de nuestros fotógrafos.

Foto: Sylvia Bernabé
Foto: Sylvia Bernabé

Deja un comentario