‘’Carrusel’’, el debut como director de Javier García

teatro2

Javier García Viso es un recién graduado en Ciencias Ambientales en la facultad de Toledo de la UCLM. Mañana hará su debut como director de teatro en el Círculo de Bellas Artes de Toledo con la obra “Carrusel”. Su andadura por el mundo del arte comenzó en un Circo Universitario de malabaristas que se tuvo que disolver. De ahí, pasó a formar parte de un taller que se realiza en el campus ‘Comunicación eficiente’, del cual sale una rama: la compañía de teatro universitario ‘Malaestirpe’.

“Carrusel” habla de un circo que pierde su alegría arrastrado por la transformación de la protagonista, que adopta una actitud negativa. ¿Cómo surgió la idea de dirigir esta obra?

La idea surgió en el Festival Internacional de Teatro Universitario de Almagro. Hablé con Alberto Rizzo que escribió la obra, le conté la experiencia del circo de mi universidad y en seguida me dió el guión para dirigirla. La idea surgió en septiembre.

 

¿Cual es la intención de la obra?

Es un homenaje al circo de donde procedo y una llamada de atención a la gente que ha perdido ilusión respecto a las artes. La obra trata sobre un circo al que ya no va nadie. El reparto está hundido, pero a su vez está desesperado por enseñar lo que le gusta; que la gente vaya a verlo y disfrute con ello.

He intentado hacer teatro de sensación, que es provocar sentimientos muy variados en el espectador: sentimientos de miedo, de tristeza, de sorpresa… y que sean bastante intensos. Creo que el fin del teatro universitario es la experimentación, lo hequerido llevar como un experimento de arte escénico, he cogido una obra y la he llevado al extremo.

¿Qué hay de los personajes de ”Carrusel”?

El protagonista crea el circo desde la ilusión y se encuentra con unos compañeros que le van superando; en este caso sería Pícola, la inocente trapecista. Por celos, el protagonista pasa de ser un payaso alegre a un payaso triste, lo que hace que el circo cada vez vaya a peor. El estudiante encarna al público, con el que todos se ilusionan cuando actúan para él y hace que surja un poco de luz. El payaso triste también es muy importante, ya que es el que saca todo lo peor y lo mejor del resto de los personajes, es un personaje bastante complicado que hace que evolucionen los demás; sale muy poco pero es el motor de la obra.

¿Con qué sensación se van a quedar los espectadores al ver la obra?

Espero darles que pensar. Quiero hacer ver que no sólo somos máquinas de estudiar, que no solo estamos en el laboratorio, en las clases o estudiando en la biblioteca. Quiero reivindicar la educación integral de los alumnos, servimos para otras cosas más que hacer exámenes y hacer trabajos. Deporte, las artes escénicas, cursos de fotografía, de cocina… me parece todo válido y no se está fomentado en este momento.

¿Se ha hecho duro?

Se hace duro pero es un trabajo bastante gratificante, ves como vas construyendo de la nada. Empiezas a formar una familia con gente a la que no conocías de nada, es una sensación un poco rara -se ríe tímidamente-. Somos amigos todos; todos nos mojamos, todos damos nuestra opinión, todos criticamos el trabajo de nuestros compañeros para que se pueda mejorar… hay muy buen rollo.
Dentro de poco, el recién graduado se marcha rumbo a Cerdeña al jadín botánico de la Universidad de Cagliari para trabajar con miras hacia un doctorado. Y aunque en ausencia de su director, ”Carrusel” también viajará a París para ser interpretada el 16 de Febrero en un festival universitario en nombre de la ‘Coquera de Barcelona’, la compañía del autor original de la obra. El jóven director también nos adelantó que se está pensando traer esta obra y ampliar este proyecto a otros campus, primeramente al de Cuenca.

Deja un comentario