Residuos de Daniel Canogar en la Facultad de Bellas Artes

Esta tarde ha tenido lugar la conferencia de Daniel Canogar “Residuos” en la Facultad de Bellas artes de Cuenca. En esta presentación el artista ha mostrado varios de sus anteriores trabajos relacionados con los materiales residuales que generamos los seres humanos. Asimismo, ha dado la curiosa visión que posee de estos desechos y su forma de recrear más adelante las obras por las que ha llegado a ser tan conocido.

Lo primero que Daniel Canogar ha querido destacar en la conferencia en su personalidad “bipolar” en lo referente a los residuos. Por un lado, ha declarado sentirse fascinado por la basura, lo que tiramos que alguna vez formó parte de nosotros: “Cuando tiramos algo parte de nosotros viaja, toda botella de agua que tire va a llevar mi ADN”. El artista ha declarado que cada vez que visualiza un colchón tirado en un vertedero no puede evitar pensar las marcas, los flujos, esperma, sangre u orina que sus usuarios habrán depositado en él, “quien habrá dormido, amado o incluso muerto en él, toda la historia que posee”.

Resulta fascinante el mundo de los residuos y la idea de “memoria” o “huella” que toma Canogar. Durante todo el evento no ha parado de mostrar fotografías de chatarrerías y otros lugares de donde han salido sus anteriores obras. Sin embargo, también ha manifestado encontrar fascinante la tecnología, todo nuevo invento que alguna vez fue muy utilizado y hoy está almacenado. Por esto, algunos de sus últimos trabajos se han centrado en recrear residuos tecnológicos y “reciclarlos” de una distinta forma, insuflándoles nueva vida.

Daniel Canogar se considera más arqueólogo que artista. Ha recordado como una vez una amiga arqueóloga le dijo que “todos los arqueólogos lo que hacen es escarbar en los residuos de otras culturas, se les conoce por lo que tiran”. Esta fue una de las razones que le llevaron a pensar que para conocer más su cultura “tenía que indagar en sus residuos”. La conferencia ha continuado con imágenes de montañas de cables informáticos, de DVDs, discos duros e impresoras, todos elementos en desuso y rotos encontrados que más tarde utilizaría para sus proyectos. En estos sitios ha afirmado encontrar cosas “maravillosas” porque cuando el resto del mundo solo ve una montaña de cables amontonados, él no puede evitar visualizar “el mundo sin wifi al que nos acercamos, a la era sin cables”.

Uno de sus anteriores proyectos llamado Scanner tuvo lugar en el año 2009. El artista realizó una presentación en un “tanque” de Santa Cruz de Tenerife y colocó estos cables informáticos y unos proyectores en aquella sala a oscuras de tal forma que, al dar la luz en los kilos del cableado, recreaban una red de conexiones en movimiento. A esto se dedica Canogar, a recuperar “material muerto e intentar recuperar sus memorias, las voces que circularon alguna vez en ellos”. Además, ha declarado sentirse siempre en una continua búsqueda de tecnología muerta para poder hacer trabajos como estos.

Durante la presentación se han podido ver otros ejemplos de materiales reciclados a los que el erudito ha infligido nueva vida: maquitas tragaperras rotas que se han convertido en una vidriera de una catedral y teclados, calculadores o impresoras que mediante proyecciones de luz cenital parecen seguir en movimiento, aún con vida. Para él, la mayoría de sus obras hablan de la obsolescencia progresiva de los objetos.

La conferencia ha finalizado con imágenes de algunos de sus últimos proyectos como ‘Quadratura’ y ‘Small Data. Algunas de estas obras se caracterizan por proyectar sobre cientos de DVDs, que el artista encontró o compró por menos de un euro y terminó uniendo, trozos de esas mismas películas; o por realizar lo mismo utilizando celuloides de VHS de la película “El crimen perfecto” de Hitchcock. Daniel Canogar ha quería recalcar que hoy en día se considera cada vez más un artista abstracto porque “le ayuda a generar la energía y el impulso de algo que está vivo, en estado de fluctuación, sin represéntalo de forma tan directa como un video”.

Taller “Residuos”

Al finalizar la conferencia, los alumnos matriculados han podido disfrutar de la primera parte del taller impartido por Daniel Canogar “Residuos”. Aunque en un principio estaba orientado para alumnos de Máster, al final se decidió abrir la inscripción a estudiantes de Grado. Por este motivo el taller, que fue ideado para 20 personas, ha terminado ampliando su número de inscripciones hasta terminar con más de 30 alumnos. El artista se ha mostrado agradecido por su acogida.

La primera parte de este taller ha consistido en grupos de trabajo de 6 personas que debían desarrollar en una hora y cuarto un proyecto que explorase la idea del “exceso”. Según Canogar, los tiempos a los que se tienen que adaptar los artistas son muchas veces brutales y por eso decidió impartir este taller “a lo masterchef”. Deseaba que los jóvenes explorasen que significa para ellos este concepto y que en ese tiempo entregasen un proyecto finalizado, no un boceto. Los inscritos han podido salir a la calle, pero han tenido que volver a la hora acordada a la sala 1.11 de la Facultad de Bellas Artes. Al finalizar sus proyectos ha podido analizar y debatir con ellos cada uno de sus trabajos.

El taller continuará mañana de 8 de marzo de 10:00 h. a 14:00 h. y de 16:00 h. a 20:00 h. en el Aula 1.11 de la Facultad de Bellas Artes.

Texto de Ricardo Guijarro González

Deja un comentario