Seleccionar página

 

… los marineros buscaron otros lugares porque el agua ya se había ido. Allí quedó el ancla en mitad de la calle y con el mar a cientos de kilómetros.