La Odisea de vivir la vida

L´Odyssee, un documental optimista para artistas amargados. from Juicy Frames on Vimeo.

Que los años universitarios son sólo el principio del viaje uno lo empieza a entender cuando empieza ver su final. Entonces es cuando creemos que en el horizonte solo vemos el abismo del Fin del Mundo del que hablaban los antiguos y “la noche oscura nos envuelve la cabeza”. Hay quien esconde el rostro bajo las rodillas y y cree que es cierto aquello de que no existe ninguna criatura en la tierra “que sea más débil que el hombre”.

Pero también hay quien entiende que comienza el momento de luchar “por la obra de sus pies y des sus manos”, de montarse en ese barco que es su propia obra y tratar de cruzar los mares sabiendo que cada uno debe enfrentarse a su propia Odisea y descubrir hasta donde le pueden llevar sus piernas o su arte.

En “L’Odyssée. Un documental optimista para artistas amargados”, Adrián Langreo comienza su viaje de creador audiovisual profesional escuchando a los que como Jaime Narváez, Roberto SánchezJulio SerranoAntonio Guzmán y Alejandra Freymann decidieron enfrentarse al abismo e iniciar el viaje. Al otro lado nada es fácil, pero si tiene la belleza de descubrir tu propia Ítaca. Son viajeros en el camino pero con la experiencia de haber conocido mucha gente y muchos puertos vuelven la vista atrás hacia el día en que tuvieron que decidir si comenzaban el viaje.

De su mano descubrimos lo que llevaban en la mochila y lo que les hubiera gustado llevar. Miran con nostalgia y con cariño sus tiempos de estudiantes en la Facultad de Bellas Artes de Cuenca, pero tampoco falta el espíritu crítico y las ganas de que los siguientes que emprendan el viaje tengan al menos un pequeño mapa.

Con imágenes por momentos brillantes, con la sinceridad del que sabe que no puede cambiar su pasado y un estilo narrativo que envuelve “L’Odysée” es una pieza casi imprescindible para todos aquellos que están a punto de dejar la Universidad y enfrentarse a su Odisea, sean cuales sean sus estudios. Sólo un pero. Quizá sería más adecuado dedicarlo a más que a los “artistas amargados” a los “artistas asustados”, o mejor aún, “a los navegantes asustados”. Pero inspirado en la Odisea homérica, este documental bien podría dejar como mensaje final la voz de Ulises diciéndose a si mismo “Calla ya, corazón, que otras cosas más duras sufriste…”.

Ahora llegó el momento de emprender el viaje.

 

Nota: Los textos en cursiva están entresacados de la “Odisea” de Homero.

 

 

 

Deja un comentario