DO2 se va para Alicante, pasando por Albacete…

…pero sólo para trabajar, que ya sabéis que nosotros, la UCLM no la cambiamos por nada.CAPÍTULO I.-
Parece raro, pero si, como dice la famosa frase: “Marcos no va a DO2, DO2 va a Marcos”, y necesitábamos su ayuda como fuera para terminar nuestra próxima misión. ¿Quién mejor que Marcos para dibujar nuestra historia de San Mateo?

CAPÍTULO II.-

El caso es que hemos tenido suerte en Alicante, porque no había llovido en todo el verano y hoy nos ha caido un buen chaparrón, así que lo de estar aquí y no ir a la playa no nos ha importado demasiado.
Eso sí, antes de empezar el trabajo hemos hecho nuestros deberes de turistas. Para no perdernos nada de todo lo que hay que ver en Alicante, nos hemos ido derecho a un sitio de referencia, un sitio que reúne la quintaesencia del turismo. Nos hemos ido a la plaza del Ayuntamiento y hemos buscado una buena tienda de souvenirs chinos, así de una tacada nos hacemos una idea de lo más importante.CAPÍTULO III.-
Por supuesto que hemos comprado nuestro recuerdo de Alicante, aunque nos ha costado mucho decidirnos porque había cosas realmente interesantes, matriuskas negras, toreros de peluche, budas en barca, etc… pero al final nos hemos decidido por algo más tradicional y hemos adquirido una bola de esas que si las mueves nieva. Tiene dentro una sevillana y un torero. Sí, claro que pone recuerdo de Alicante.
Nosotros cuando compramos compramos bien, no somos unos consumistas.

CAPÍTULO IV.-

Hechos nuestros deberes culturales, hemos pasado a los sociales. Acompañados de nuestra sevillana, nuestro torero, su nube de nieve, nuestro chaparrón y nuestro resfriado hemos cumplido con la visita obligada cuando se viene a Alicante. Hemos visitado a nuestro amado Coronel que nos ha obsequiado con una copiosa comida típicamente alicantina a base de las más variadas delicatessen de pollo.
Por cierto, nos ha felicitado por la elección de nuestros acompañantes en su bola de nieve, aunque no han comido mucho porque dicen que esta comida ya sólo la comen los turistas, y que ellos andan un poco hartos de tanto plato típico.CAPÍTULO V.-
Y por fin ha llegado el gran momento. Nos hemos reencontrado con nuestro genio de la tableta y estamos a punto de ponernos manos a la obra.(Próximo capítulo: Como acabar cinco viñetas y maquetar todo en cuarenta y ocho horas.
¿Llegaremos o no llegaremos a nuestra cita con nuestros amigos de Colomer?)

CONTINUARÁ…

Deja un comentario