‘Miedos Cruzados’ llega a Cuenca para enfrentarse a la violencia de género

El pasado jueves la sala ACUA (Aula Cultural Universidad Abierta) acogía la exposición titulada ‘Miedos Cruzados’, un proyecto expositivo de la escritora Ángeles Corella y de la artista Victoria Santesmases. Han trabajado juntas para conseguir este diálogo coordinado que es Galería de Invisibles, ganador del primer premio en el Concurso de Narrativa para Mujeres 2015.

A la exposición han asistido el director, Ramón J. Freire Santa Cruz, el coordinador técnico, José Ángel Cañas Romero, además de las dos protagonistas, que han aceptado también una entrevista por parte de MakingUCLM. Tanto Ángeles Corella como Victoria Santesmases han querido en primer lugar agradecer el trabajo de aquellos que han estado en el montaje. Por lo que ha comentado que sin la presencia de José Ángel Cañas todo hubiese sido más trabajoso.

Corella ha recalcado que ya llevaban mucho tiempo tras el proyecto, y ha recordado el papel fundamental que ha jugado también el encuadernador del libro. Ha mencionado muy entusiasta que juntas han desarrollado un libro, un “rostro de espinas”, con el objetivo de destacar la violencia cotidiana, refiriéndose al dolor que aguantan muchas mujeres  desde la rutina, en sus casas. De hecho, la obra de Victoria Santesmases solo se puede entender en el contexto actual de nuestro mundo, el de la violencia de género. Victoria ha sido muy contundente en su discurso: “no puede quedarse solo en un libro, hay que combatir la violencia psíquica, muchas veces ignorada”. Para su elaboración unas veces surge la obra del texto y otras es a la inversa. Se trata de una labor completamente colaborativa. Las dos están convencidas de que no se puede entender lo uno sin lo otro.

La exposición está dividida en tres claras áreas: Palabras que hieren, que “habla del poder de las palabras y las ataduras a las que, una vez pronunciadas, nos someten y nos vencen; miedos sutiles susurrados al oído, casi imperceptibles y, sin embargo, contundentes”. Grafías de dolor, que “representa el miedo con el que se expresa la violencia física, la agresión y el sufrimiento; el horror de la víctima y el espanto necesario que debe provocar el  verdugo”. Y Caminos entrecruzados, “un proyecto cooperativo y comprometido, una llamada a romper el silencio cómplice que sostiene y perpetúa el miedo”.

Una forma de aunar palabra e imagen, así lo entiende Ángeles Corella, para así  “abrir las fronteras de algo que hasta hace poco permanecían cerradas”. Siempre desde el posicionamiento de la mujer, desde sus sentimientos, sus miedos; y desde la “percepción que se tiene de los demás que nos rodean, un tema que tengo muy metido en la carne”.

No obstante, no es el único trabajo en el que han estado juntas Corella y Santesmases, pues se conocen ya desde hace tiempo. Se trata de una amistad que han forjado juntas. Corella ha llegado incluso a  confesar que en un principio la colaboración iba a juntar a tres mujeres, ellas dos además de una actriz de teatro.

Texto de Juan Jesús Rubio Parra para #makinguclm y #cicuclm

Otras exposiciones celebradas en la Sala Acua de Cuenca:

Deja un comentario