“Los 40 Criminales”: Jesús Lens demuestra el poder musical del cine negro

El pasado 21 de abril el especialista en novela y cine negro, Jesús Lens, asistió a la Biblioteca Municipal de Cuenca para impartir una conferencia titulada “Los 40 Criminales”. Esta charla formó parte del VI Encuentro de novela criminal: Las Casas Ahorcadas. El ponente hizo disfrutar a los asistentes de algunas de las mejores bandas sonoras compuestas para películas de este género, explicó las particularidades de los autores y reprodujo algunas de sus pistas más reconocidas.

“La música existe desde que el hombre es hombre y empezó aporreando el suelo con una piedra” fueron las primeras palabras de Lenz durante la conferencia. El ponente destacó el poder de creación musical del ser humano y recalcó su importancia en el cine negro para “crear ambiente, mostrar personajes, generar emoción y atención”. Además, resaltaba el Jazz y Blues como los géneros más utilizados al recordar “a tiempos pasados y dan un ambiente de perdedor o de nostalgia”. El especialista quiso diferenciar entre dos tipos de música en el cine; la banda sonora que forma parte de la película y la música diegética, que es la que los espectadores “escuchamos porque por alguna razón el personaje lo está escuchando y crea mayor cercanía”.

Después de esta pequeña introducción, Lenz comenzó a mostrar los músicos y pistas más destacadas del género negro; el primer compositor del que se habló fue Al Johnson. Jesús Lenz destacó de este autor su gran trabajo para la película “El Cantor del Jazz” y quiso mostrar una característica que se daba en varios momentos de la cinta, el Black-Face. Lens explicó a los asistentes que esta característica consistía en “gente blanca con la cara pintada de color negro” y explicó que era propia de la época racista, ya que al público “le gustaba la música negra, pero no querían ver negros de verdad en pantalla”.

Elmer Bernstein y Miles Davis fueron los siguientes protagonistas de la charla. Del primero se recalcó su música para ‘Los Siete Magníficos’ y ‘El Hombre del brazo de oro’, del segundo las más de 12 horas de grabación e improvisación que realizó junto a los guionistas y actores protagonistas para la película ‘Ascensor para el cadalso’: “esta grabación tan extensa le ha hecho convertirse en una de las mejores bandas sonoras de la historia del cine negro”. Otro autor destacado, que tuvo una gran implicación en muchas películas clásicas norteamericanas y ocupó gran parte de la charla, fue el compositor Max Steiner. Lenz ofreció varios detalles musicales de sus obras y proyectó una de las más conocidas, La Marseillaise de Casablanca. La escena hizo llorar a varios asistentes por su gran poder audiovisual.

Miklós Rozsa, Bernard Herrmann, Motown… El padrino, Infiltrados, El pequeño Cesar… Durante la charla se hablaron de muchos autores y películas que representan un punto álgido en la historia de este género. Pero no todo fue jazz y blues, pues también hubo tiempo para hablar de rap y de la utilización de “la noir music” en películas como ‘New York City’ o ‘Training Day’. La parte final de la conferencia abarcó la música del cine negro contemporáneo, una música compuesta en su mayoria por informáticos e ingenieros de sonido. El ponente expuso como ejemplo la banda sonora de la película ‘Perdida’ de David Fincher.

La conferencia finalizó con un homenaje a Johan Johansson. El compositor falleció recientemente y Lenz decidió proyectar escenas de la película Sicario junto a su tema central al tratarse de “uno de sus mejores trabajos finales que demuestran la pérdida de un gran compositor”.

Texto y fotografía de Ricardo Guijarro González para #makinguclm

Todas nuestras crónicas del VI Encuentro de Novela Criminal Las Casas Ahorcadas:

Deja un comentario