Eva Torrero Culebras: “El ser humano siempre busca dar sentido a lo que le rodea por medio de las matemáticas”

portada
Percepción de la papiroflexia en la obra de Ewa Torrero Culebras / Foto: Adrián Langreo

 

La frialdad de la matemática y la pasión del arte tienen mucho que ver, curiosa paradoja. Este nexo de unión entre disciplinas aparentemente tan alejadas como la ingeniería, arquitectura y bellas artes se ha convertido en el centro de la obra de Ewa Torrero Culebras, recién licenciada en Bellas Artes. Su proyecto fin de grado son 1010 piezas geométricas en papel combinadas y hechas una a una con sus propias manos. Un trabalenguas que, a través de la paciencia, sorprendentemente transmite sencillez que es, según la artista, “lo que mejor llega al público”.

 

Por lo que veo este es el resultado final de tu proyecto fin de grado. Podríamos decir que tus obras son como una derivación de la papiroflexia, ¿por qué este proyecto y no otro?

Desde que empecé la carrera siempre he hecho trabajos con papel, no se parecía a esto. Es un material que me encanta. Me gusta mucho su textura, tiene mucha flexibildad. La papiroflexia también me atrapa muchísimo y quise hacer algo parecido. No pude hacer todo lo que tenía en mente porque no había tiempo, dinero…

 

¿Con qué trasfondo realizaste la obra? ¿Qué segunda lectura podemos sacar de cada una de ellas?

El ser humano siempre busca dar sentido a lo que le rodea por medio de las matemáticas, la geometría: cómo crecen los pétalos de una rosa, la proporción aurea; siempre hay patrones que serepiten, números… Cualquier pintor, por ejemplo Da Vinci y todas las teorías que rodean sus cuadros. Parece que hay una obsesión, si consiguen justificarlo con las matemáticas tiene más valor y ya nadie puede decir que es mentira.

 

expo_ewa5
Ewa Torrero Culebras durante la entrevista / Foto: Adrián Langreo

 

1010 piezas si no me equivoco, ¿cuánto tiempo de elaboración?

Meses, meses y meses. Era horrible. Después de diseñarlas en plano para luego poder montarlo, hay que saber cómo llevar las caras de las piezas a la tridimensionalidad. Las formas geométricasque hemos hecho en el cole bien, pero las que se salen un poco de la forma te preguntas ¿cómo hago esto? Me leí un montón de libros, casi todos estaban en inglés. Amigos ingenieros me tuvieronque ayudar. Una vez dado este paso imprimía la forma, marcaba cada una de la aristas para doblarlas bien, las pegaba y luego componía la obra. Era tan sistemático que casi me vuelvo loca.

 

He visto nombres en tu proyecto como Mireya Baglietto o Ron Resch ¿quiénes son estos artistas y como han influido en tu obra?

Mireya es una mujer que hace como arte núbico, pone telas en el techo y las retroilumina; crea como espacios. Yo en un principio quería iluminar las piezas por detrás  y crear sensaciones con el color. Al final lo deseché, pero por eso ella está ahí. Ron Resch es adoración pura. Ese hombre es matemático y conoce todos los secretos. Él hace formulas matemáticas y las hace visibles
¡mediante el papel porque como se pueden alargar hasta el infinito, puede hacer esa fórmula en el papel hasta que quiera, patrones infinitos. Es alucinante.

 

¿Qué tienes pensado de aquí en adelante ahora que ya has acabado?

Un máster. El año pasado solo me dio tiempo a pedir uno y no me lo concedieron, de grabado diseño e ilustración. Se saturaron, hubo un montón de solicitudes. Este año estoy pensando que hacer, pero sobre todo salir de Cuenca un par de años necesito, si no no avanzo. Eso sí, jamás voy a perder la esperanza.

 

Alguna de entre las 1010 piezas tuvo que ser sustituida por otra estructura debido a su complejidad. La perfección de la matemática es un reto, en este caso, el reto de Eva que desde pequeña le ha fascinado. Ella invita a su público a perderse en una nebulosa o una especie de universo que reconstruye con sus formas perfectas.

 

expo_ewa9 (2)
El público durante la exposición / Foto: Adrián Langreo

Deja un comentario