Miguel Ángel López: “El feminismo es una cuestión de ideales, no de género”

Miguel Ángel López delante de su cuadro. Foto: Javier Tébar
Miguel Ángel López delante de su cuadro. Foto: Javier Tébar

Miguel Ángel es estudiante de segundo curso de Bellas Artes. Centra sus intereses en el dibujo y la pintura, y ha participado en exposiciones en Alcázar de San Juan, en la facultad de bellas artes de Cuenca y en la segunda edición del festival de arte emergente EXTENDIDO. Participa en Femenina Plural con un imponente cuadro al óleo de dos metros que ha titulado “El abrazo”, que representa de forma turbadora el maltrato de género y la dependencia psicológica. Él mismo ha definido el proceso de realización de esta obra como “un ejercicio de exorcismo personal”, pues la historia real que hay tras esas esas dos figuras y ese abrazo le toca muy de cerca.

¿Cómo concibes como artista el feminismo?

Yo en mi obra trato personas, personas que han formado parte de mi vida, o que dejaron de hacerlo. Entonces, cómo no, las mujeres acaban estando presentes. Yo me he criado entre mujeres y tengo amigas, y mis obras reflejan algunos aspectos de estas mujeres que conozco. He hecho últimamente una serie de obras más centradas en este tema y en las vivencias de las mujeres, y esta que expongo aquí refleja el maltrato y la violencia de género. En otro cuadro en que estoy trabajando reflejo la maternidad y la imagen del parto.

¿Cuál es el trasfondo del cuadro que expones?

Es un retrato de una pareja, dos personas. Ambos eran amigos míos. Ella sigue siéndolo, él no. Y el cuadro surge como una forma de expresar lo que yo sentí cuando descubrí la situación de maltrato entre ellos. Era una relación muy larga y nosotros, las personas de alrededor, notamos que ocurrían cosas, había incoherencias y había un tufillo, algo raro. Pero no supimos verlo hasta que ella un día nos confesó lo que verdaderamente ocurría y vimos qué había detrás de esa gran máscara y la realidad de los problemas que había entre ellos. Ella nos hizo esa confesión porque se dio cuenta de que necesitaba ayuda, no podía desprenderse de esta persona y fue una situación dura, que al final superó con nuestra ayuda. Él también es una persona que a lo largo de los años ha reconocido su error, ahora se arrepiente y dice que ha cambiado, pero no lo sé. El cuadro refleja los sentimientos que tuve al entrar un poco en la intimidad de esta pareja, en la que en un principio no entrábamos los que les rodeábamos porque daban otra imagen de cara al exterior. La postura de las dos figuras dice mucho: él está agarrándola, aferrándose a ella después de haberla agredido, e intento dar sensación de que en ese momento se está arrepintiendo, está como pidiendo perdón, y de algún modo quiere conseguir su silencio. La respuesta de ella la pone el espectador, si se queda atrapada en los brazos de su maltratador o si consigue deshacerse de él y seguir adelante.

Es un cuadro muy colorido. ¿Tienen los colores algún significado?

Es mi forma de pintar, me gusta utilizar muchos contrastes, cambiar los colores y no utilizar la representación “común”. El color expresa muchas sensaciones, sentimientos y matices, como puede ser la interacción entre los dos personajes. Creo que ayuda a transmitir sentimientos y a crear atmósfera y lenguajes.

¿Qué puede aportar un hombre artista al feminismo?

Mucho. Primero su discurso y sus hechos. Creo que desde luego el feminismo y la igualdad entre hombres y mujeres no es una batalla sólo de la mujer, también de los hombres. Porque cualquier persona que crea en la dignidad humana, en los derechos, en la igualdad, y en que somos personas, seres humanos y no géneros ni apariencias, debe participar en esta lucha conjunta. Es muy importante que nosotros participemos en este tipo de actividades y exposiciones, y que los hombres tomemos parte en ese discurso de igualdad.

¿Crees que el arte feminista es un apoyo para conseguir la igualdad?

Creo que el arte feminista está, por lo menos en la Facultad de Bellas Artes, un poco encasillado y enfocado a las prácticas artísticas de los años 70 y 80. Pero en realidad es un arte que se sigue haciendo, y no sólo se basa en el arte hecho por mujeres, que también es algo que a veces se confunde. Puede haber un arte feminista hecho también por hombres. Es una cuestión de ideales, no de género. Creo que por aquí hay obras muy interesantes y lenguajes muy distintos, que muestran situaciones muy desagradables a las que muchas mujeres se enfrentan a diario. Hay que sacar eso a la luz y hay que mostrar a la gente que sigue ocurriendo, y no solo en los micromachismos sino en muchas situaciones en las que la mujer no está equiparada al hombre, se la segrega o se la obliga a cumplir determinados roles.

 

Si quieres ver más cosas de la exposición Femenina Plural
http://makingdos.tumblr.com/tagged/017796
Más sobre las actividades realizadas el Día de la Mujer de 2015
http://makingdos.tumblr.com/tagged/021002

Más información sobre este proyecto:

Deja un comentario