Enlazados por la comida

Culturas, idiomas y una gran diversidad de personas se concentra cada año en Cuenca con la llegada de Erasmus y estudiantes bilaterales con gran afán por conocer nuestras costumbres, forma de vida, paisajes, edificios y, otros, por nuestra gastronomía. En la capital conquense se apuesta por el buen recibimiento de estos viajeros del mundo y para ello existen organizaciones que se dedican a ello.

Uno de los casos es el Programa de Español para Extranjeros en Cuenca (ESPACU), que cuenta con una gran variada oferta de cursos y talleres para acercar lo máximo posible la cultura y lengua española a todo el que quiera conocerla de manera más profunda. Uno de los talleres que realiza ESPACU y que tiene mayor existo es el taller de cocina española que se realiza en el restaurante conquense Tomates Verdes Fritos. Este taller se lleva a cabo varias veces durante el año académico por la afluencia de extranjeros que quiere participar en el para aprender hacer y probar los platos más típicos de España como lo son la paella valenciana, la tortilla española, la empanada o el gazpacho. Que mejor que trabajar codo con codo para conocer a las personas y si lo haces entre alimentos y pringados de harina hasta la cara suena hasta divertido.

El restaurante Tomates Verdes Fritos es quien presta este taller de la mano de Teresa, quien esta muy contenta al realizar este taller y como dice “estoy muy satisfecha de ver como disfrutan y como lo pasan, y sobretodo, enseñarles un poquito lo que tenemos aquí”. Teresa como encargada del restaurante de la capital conquense deja a los estudiantes Erasmus preparar ellos mismos la comida sólo dando directrices y sin tocar nada, algunos de los estudiantes como es Dimitrios Kati de origen alemán reconoce que la gastronomía de su país es totalmente distinta “nuestra cena es en su mayoría platos fríos, sólo pan con mantequilla, jamón y queso” y que tiene envidia de nuestra cultura afirmando que “me gusta que los españoles son gente de mente abierta y amable. En Alemania la gente suele es bastante fría”.

En el último taller ESPACU realizado en Tomates Verdes Fritos acudieron estudiantes procedentes de Alemania y Taiwán, precisamente un alumno Taiwanés, Félix Chu, nos dio su opinión sobre la cultura hispana, la lengua y la gastronomía. Félix afirma que “he probado los churros, las porras y los buñuelos” a parte de estos maravillosos postres este estudiante oriental dice que ”la paella es parecida a la comida de su país al usar arroz y verduras, pero que el sabor no tiene nada que ver” hace referencia que aquí todo tiene más color y un sabor mucho más intenso.

Esta experiencia les ha servido para probar en sus propias carnes la vida cotidiana de un español, han vivido ese tiempo que no tienen Dimitrios en su país de crear una pequeña “fiesta” cada vez que te sientas a la mesa, también, han estado codo con codo para preparar la comida entre risas, y por último, han juntado todas sus culturas la española, la alemana y la taiwanesa para disfrutar una tarde más que fructífera, que seguro lo intentarán hacer en sus casas.

 

Texto de Alberto López y Anastasiya Pak

Fotografía de Sergio Rubio

Deja un comentario