Curso Iconologías Contemporáneas PINK FLOYD

 

pink-floyd1

El curso Iconologías Contemporáneas: PINK FLOYD promovido por la UCLM y coordenado por el Profesor Antonio Vicente, se hizo en tres encuentros de mucho rock psicodélico y un par de análisis de trayectorias. Hablar del grupo de músicos británicos Pink Floyd no es cosa sencilla y por eso, el primero paso fue contextualizar.Saber más sobre quién son y quién fueron, como y porque empezaron. Y lo que no podría faltar, encontrar una respuesta a la pregunta ¿cómo vendieron 50 millones de discos, de un estilo de música tan vanguardista, en los años 70?

Comprender la historia de Pink Floyd requiere primero conocer a la historia de un personaje que no está en las portadas de los discos más conocidos y tan poco en las fotos de las presentaciones más llenas, pero sin embargo fue el motivo del comenzó y además la mente creativa que hizo las primeras composiciones. También, lo que bautizó como Pink Floyd la banda. De esta manera el curso empezó con un vídeo documentario de Syd Barret.

Roger Keith Barrett, más conocido como Syd Barrett, fue un importante productor, guitarrista, también cantante y uno de los fundadores del grupo Pink Floyd. El documental, que no tiene desperdicio alguno, cuenta toda su vida a través de “tapes”, músicas y fotos. Su narrativa lineal tenía por voz trechos de entrevistas con los otros integrantes del grupo que hablan sobre sus impresiones, factos que ocurrieron, experiencias buenas y malas que han pasado juntos. El punto clímax, que hace el giro en la vida de Barret, que claramente podría tener sido de mucho éxito y también dinero, fue a los 24 años cuando se vio loco.

Su perdida en medio a las drogas hicieron con que él poco a poco fuese dejando de ser la misma persona y una figura tan importante al grupo. Al estar el tiempo todo tomado por los efectos de la droga, Sid Barret empezó a arruinar entrenamientos y presentaciones de la banda. En 1968, el consumo frecuente de LSD le cobró el tributo: él salió del grupo. Su trayectoria con la música no encierra de todo y todavía llega a grabar más dos discos sólo: “The Madcap Laughs” e “Barrett” (con moscas dibujadas en la portada).

La historia de Pink Floyd no terminó por esto y al revés, consiguieron estar bien integrados con el nuevo guitarrista que invitaron – aun cuando Barret estaba en su fase terminal en la banda, empiezan a hacer más presentaciones y nuevas composiciones. Mientras Syd Barret hizo parte del grupo ya habían grabado dos discos. Pero es con el álbum de 1973 que la banda hace su mayor éxito hasta el momento: “The Dark Side Of The Moon”. El disco crea una atmósfera inquietante, pues mientras cantan presentan efectos de sonido e imágenes locas, que hacen un reflejo a la presión por la sociedad casi involuntariamente. También fueron vanguardistas en cuanto a la utilización de un despliegue de luces, hasta entonces casi desconocido en los conciertos en directo.

Este disco tuvo también una música que para los fans y conocedores de su historia, dejaba claro el retracto de Syd Barret. La melodía plus que tenía por nombre “Brain Damage” definía el personaje que fue él y su daño cerebral. Esta música también fue llamada de “Lunatic”. Una de las varias músicas que oímos y leemos durante el curso, como “Tiempo”, que es más una de las composiciones críticas y que habla directamente sobre como usamos el tiempo de nuestras vidas y como lo vemos pasar, hasta que llegue la muerte.

En 1975 la banda hizo el lanzamiento de más un gran éxito: “Wish You Were Here”. Todavía, según los testimonios de los integrantes del grupo, era imposible olvidarse de todo que se había creado y empezado con Syd Barret mismo lejos y sin noticias que estaban. Así que no obstante, en 1976 recibieron una visita inesperada y nada buena. Mientas ensayaban escucharon unos ruidos al fondo del plató y en el pasillo estaba una criatura obesa, de cabeza pelada, de cejas afeitadas, usando pendientes y salteando con un cepillo en la boca. Aquél, casi irreconocible, era Syd Barret, que en 1978 volvió a Cambridge y ahí vivió con su madre hasta 2006, año en que murió. Muchas otras músicas que se crearon y que tuvieron un gran éxito hacían recuerdo a Barret.

El perfil de la banda y probablemente la clave de tanto éxito y records de ventas, era el coraje y la perspicacia para hacer músicas que eran criticas sociales puras. El disco de 1975 tuvo una música muy conocida que llamaba “Welcome to the Machine” y echaba una crítica propia, de su mundo, la discografía. Vea un trozo traducido que explica de manera clara como es el funcionamiento de esta ‘maquina’:

“¿Qué soñó usted?

Es bien le dijimos que soñar.

Usted soñó con una estrella grande (…)”

Entre los discos reconocidos mundialmente están aún Animals (1977) y luego The Wall (1979), que expresó una ópera de rock en estilo más duro. Este último trató de relatar el dolor de la pérdida del padre de uno de los integrantes de la banda, Roger Waters, durante la Segunda Guerra Mundial. Además criticaba la ridiculización de los profesores y también el final de su boda. Este álbum con certeza fue uno de los metafóricos de todos los que ya habían hecho.

The Wall además de haber sido bien lucrativo desde su lanzamiento, hizo que la banda atingiese nuevamente la primera posición de la parada musical norte-americana, pero también fue conocido como el marco de un periodo no muy bueno para la historia del grupo que sufrió perdida de integrante y que disputa judicial de los derechos comerciales y de creación de los materiales hechos hasta el momento.

En 1984 The Wall tuvo una propuesta aún mejor, grabarse como película. La trama retrató la vida de una estrella ficticia del rock “Pink” que acaba por convertirse en un ciudadano mentalmente enfermo debido a los traumas que la vida le fue deparando. Las escenas son imágenes de todo que retraban las músicas del álbum, así que la película tiene pocos diálogos y muchas animaciones que se mueven al sonido de fondo de las músicas del propio álbum.

Ocurrió lo mismo con los cambios en la formación, el grupo aún tuvo más algunos discos nuevos de éxito. Con la formación compuesta por Gilmour, Mason y Wright se hizo ‘A Momentary Lapse of Reason’ (1987), ‘Delicate Sound of Thunder’ (1988), ‘The Division Bell’ (1993) y ‘Pulse’ (1994). Y con el disco de 1987 el grupo hizo una de las presentaciones actuales más conocidas y bien amparadas de tecnologías en Philadelphia, con la música Diamante Loco – más una de las que retrataban Syd Barret y una de las más conocidas hasta hoy.

La historia del grupo sigue hasta hoy, marcada por los cambios de integrantes pero no de espiritu critico social. Las actividades del grupo siguieron hasta 1996. Muchas cosas que fueron echadas durante la trayectoria con la formación más conocida se mantuvieron todo el tiempo, hasta la inclusión de mujeres tocando trompeta mezclando al sonido de rock generado por la batería y guitarra. Los fans soñaron por mucho tiempo ver la formación clásica tocar y cantar junta más una vez y así fue en 2005. La última presentación, fue una reunión benéfica durante el Live 8 en Londres, en que Gilmour, Mason y el tecladista Richard Wright reunieron se a Waters para hacer un concierto de cuatro canciones.

Así que fue una oportunidad única ya que no mucho tiempo después, en 2008, el tecladista Wright falleció de cáncer. ¿Y en cuánto al trio? En mayo de 2011 los tres integrantes se reunieron y presentaron en el Arena 02, la principal casa de shows de Inglaterra. Curiosamente, ellos tres son la misma formación que grabó el álbum “The Final Cut” en 1983. En 2012 fue la vez de Argentina tener los iconos en el plató.

Los movimientos todavía no cerraron, según la emisora radiofónica BBC6, el grupo inglés de rock Pink Floyd sacará en noviembre un nuevo álbum en homenaje al fallecido tecladista Rick Wright: “The Endless River”. El álbum tendrá materiales inéditos grabados con Wright antes de su muerte en 2008. “Esto es lo último que sacaremos”, aseguró Gilmour.

No hay dudas de que ellos son iconos y que su trayectoria es increíble. De que sus músicas serán oídas por décadas y que serán acordados como símbolos del rock. Además de las letras que pasarán tiempos siendo analizadas, como objeto de crítica social más acepto por la sociedad y de gran repercusión.

 

Gracias a la universidad por ofertar cursos tan buenos y contemporáneos así. Esto si, es ser vanguardista.

Deja un comentario