Cuenca Brass Week 2014: Entrevista a Patricio Cosentino

10714543_10205358856428018_4325429714674645709_o
Patricio Cosentino. Fotografía: Sylvia Bernabé

 

Patricio Cosentino (1980 Buenos Aires – Argentina) es uno de los solistas de tuba mas activos de la actualidad y miembro del Enrique Crespo Brass Ensemble. Fue academista de la Dortmunder Philharmoniker, solista adjunto de tuba de la Orquesta Estable del Teatro Argentino de La Plata, solista de tuba de la Orquesta Sinfonica de Salta y tubista de la Orquesta Sinfonica Nacional Argentina. Desde 2012 da clases en la Brass Academy de Alicante.

¿Cómo fueron tus inicios con la música y con la tuba?

Comencé en un grupo de metales de una Iglesia Evangélica en Buenos Aires. Fue una casualidad, porque mi padre trabajaba en la empresa Volkswagen, tuvo que hacer un curso de capacitación de idioma alemán en un colegio alemán que hay al sur de Buenos Aires. Le gustó el tipo de enseñanza que había allí y decidió mandar a mis hermanos y a mí a ese colegio. La clase de música me gustaba mucho y el hermano de la vicedirectora del colegio era un director especializado en música para instrumentos de viento metal, de música eclesiástica, que había vuelto de especializarse en Alemania. Mi decisión no fue ligada a la religión, él lo que hizo fue crear un grupo de jóvenes, a los cuáles enseñó los instrumentos de viento-metal. A través de la escuela fue donde hizo la captación de los chicos y entre ellos estaba mi curso. Como a mí ya me gustaba la
música de parte de la escuela, me anoté y comencé a ir todos los sábados, el lugar en el que ensayabamos quedaba a dos cuadros del colegio. Comencé en ese grupo de metales cuando tenía 11 años.

¿Nos podrías explicar como llegaste a Europa?
Ufff… Bueno, a ver, básicamente a través del Grupos S tuve la posibilidad de conocer muchas partes de Sudamérica, a Argentina viajábamos mucho con este grupo. Se hacían encuentros en los cuáles nos reuníamos por ejemplo de capacitación. A partir de este grupo, en 1996, un ensamble  de metales muy conocido a nivel mundial que se llama GermanBrass, que fue fundado por un trombonista uruguayo, el cual hizo una visita a Uruguay y nosotros fuímos allí también a una semana de capacitación. y ahí fue donde conocí en persona al que después fue mi profesor en la universidad. Y como en la Argentina no tuve la posibilidad de capacitarme porque en aquél entonces no había ningún tubista profesional que trabajara en algún conservatorio capacitando alumnos, a través de diversas gestiones que hice para conseguir becas de estudio, conseguí una beca para poder ir a estudiar a Alemania. Y fue a través de la visita en 1996 donde conocí a mi profesor y accedí al estudio en Alemania. Me formé en Alemania durante 6 años, luego regresé a la Argentina, trabajé allí 4 años más del 2009 al 2012, y desde el 2013 soy profesor de la Brass Academy de Alicante, que es una academia para metales que queda en el sur de España, donde fui invitado a ser parte del staff de docentes a partir del 2013.

Centrándonos un poco en el festival, ¿nos podrías contar cómo nace CuencaBrass?

Bueno, CuencaBrass nace a través de un -bueno, creo ¿eh? es mi versión [risas]- encuentro que tuvimos con Álvaro. Yo hacía poquito que estaba en Madrid, nos conocíamos a través de facebook, como mucha gente, pero no nos conocíamos en persona y él estaba estudiando en Suiza y pasó por Madrid. Nos encontramos a tomar algo y empezamos a hablar y a comentar, entonces entre una de las cosas que él comenta me dijo que tenía la inquietud de hacer un festival para metales en su ciudad y que tenía muchas ganas de hacerlo. Le comenté que sería muy interesante y que podíamos encararlo para que fuera una cosa más duradera, en la cual él pueda generar el espacio para los instrumentos de viento-metal en Cuenca que él quiere. Y a parte, que tenga una proyección más a largo a plazo, y a través de distintas conversaciones y ponernos de acuerdo en distintos puntos Álvaro decide comenzar con el Festival.

¿Podrías explicarnos qué tipos de actividades promueve este Festival?

Varias en general. La primera es capacitación para jóvenes instrumentistas o profesionales de los instrumentos de viento metal. Otra es acercar a la sociedad de Cuenca hacia los instrumentos de viento-metal a través de distintos conciertos que ofrece el Festival. Después obviamente hay toda una influencia en la parte de turismo porque al Festival no solo viene gente de Cuenca, sino de toda España. Inclusive este año tenemos un chico de Venezuela. Lo que hace es activar la parte turística de Cuenca y la parte cultural. Lo que permite también es hacer un acercamiento y que el pueblo de Cuenca tenga un conocimiento más profundo de lo que hacen nuestro instrumentos. No solo sucede acá que no hay un contacto tan directo entre los instrumentos de viento-metal y la sociedad, sino que es una cuestión más global. Hay ciertos sectores a nivel mundial donde hay más conocimiento y más contacto con estos instrumentos y otros que no, entonces la idea es achicar un poco esa brecha y que la gente pueda no sólo capacitarse sino que Cuenca específicamente pueda acceder a conciertos públicos y pueda conocer estos instrumentos.

¿Qué crees que este tipo de eventos, a parte de este en Cuenca, puede llegar a conseguir?

Yo creo que la música en general, no solo este tipo de cursos, sino la música o festivales de música pueden llegar a generar muchas cosas interesantes. Por ejemplo, en mi caso particular yo he trabajado colaborando con varias  proyectos de orquestas infanto-juveniles en Argentina que apuntan a mucha más social a través de la música. Sacan a los chicos de la calle, les enseñan a tocar un instrumento y a través de esa influencia no están expuestos a situaciones de peligro que puede tener una sociedad en un chico de bajos recursos, que no tiene una contención social como la que puede dar una orquesta, un organismo sinfónico o la música en sí. Entonces sí creo que a partir de este tipo de eventos se pueda dar y mejorar nuestro ambiente y todo nuestro entorno a nivel social, incluyendo no sólo a los chicos sino que la idea también creo que de CuencaBrass es que tanto los que vienen a capacitarse como los que vienen a capacitar tengan un intercambio de cada lado que nos pueda enriquecer. Por eso la idea es que se compartan momentos como comidas o cafés en donde se puedan compartir entre profesores y alumnos más tiempo y conversar de distintas cosas, no solo de lo estrictamente musical.

Para terminar, ¿nos podrías contar qué significa Cuenca para ti?

Bueno para mí es muy especial porque si bien yo vengo como docente o colaboro de alguna forma o en todo lo que me es posible, me tratan básicamente como si fuera mi propia casa. Es una ciudad muy muy bonita, es un proyecto que de a poco está empezando a crecer, y que creo personalmente y espero que a largo plazo pueda ser un punto de encuentro para nuestros instrumentos, para la sociedad de Cuenca e inclusive poder aportar a la ciudad y a las entidades musicales de Cuenca desde CuencaBrass todo lo que sea posible para que haya un crecimiento en esta área lo más fuerte posible a nivel cultural.

Si quieres ver y leer más cosas sobre Cuenca Brass Week 2014
http://makingdos.tumblr.com/tagged/020069

Créditos

Más información sobre este proyecto:

Deja un comentario