Carolina Rueda: “Cuando los dragones caen en pena”

Fue un día frío en nuestra pequeña ciudad, como es normal un diecisiete de noviembre, en el Auditorio, cuando la magia de los cuentos para adultos de Carolina Rueda llegó desde Colombia. Fue gracias a la pequeña Asociación de Amigos del Teatro de Cuenca, pero valiosa por las iniciativas culturales que aporta a la ciudad.

Durante la entrevista pudimos conocer sobre su obra y sobre ella un poco más.

Carolina nos contaba, que en sus obras relata literatura, hace versiones de textos de autor y de tradiciones orales, pero que lo hace a través de recopilaciones. Siempre parte de lo que el autor con el que está trabajando le enseña como narrador, no tiene un referente único sino que cada uno de los narradores le enamora de una manera y ella intenta descubrir la herramienta con la cual el autor lo ha logrado, y de reproducir esa manera de enamorar al público también.

El espectáculo de aquella noche serían cuentos contemporáneos, argentinos y colombianos, junto con un tejido de cuentos fantásticos sobre dragones, cuentos urbanos, cotidianos, de parejas, cuentos  para adultos. Nos descubría que, ella en sus relatos no quiere transmitir ningún valor, lo que ella quiere es contar historias y desde esas historias, generar preguntas, inquietudes, posturas, que la gente se cuestione o que detecte las cosas que a todos nos pasan. Pero ella no es moralista, “yo no soy moralista, cuestiono como todo artista todas las posturas de la vida, la reflexión, la inquietud y más bien es como generarte una pregunta en vez de darte respuestas”, Carolina.

En cuanto a su filosofía de vida, ella quiere “vivir, el disfrute, el encuentro y andar el mundo”.

Este año cumple treinta años en el mundo de la oratoria. Empezó cuando tenía veinte años, estudió literatura y teatro. El teatro y la palabra son, para ella, las maneras con las que entra en contacto con el mundo, son sus caminos de abordaje y sus formas de trabajo, además de gasto de su capacidad de crear, construir y de aportar. Por esto, quiere seguir narrando, su trabajo como artista es una necesidad personal, vital. Desde los distintos puntos de vista que encuentra, desde los distintos oficios como actriz o narradora, escritora, gestora cultural, dice ser la manera con la que ella se puede relacionar de la mejor forma con el mundo.

Después, escuchamos sus cuentos atentamente, nos hizo olvidar todo lo demás y centrarnos solo en sus palabras, en sus gestos. Fue algo muy diferente a todo lo que había ido a ver en aquel Auditorio, se creó una atmósfera especial en torno a sus relatos, que mezclando unos separando otros, consiguió mantenernos atentos a sus palabras, su manera de expresarse y a  nada más.

Al terminar tuve la oportunidad  de preguntarles a un grupo de Erasmus colombianos por los cuentos que acabábamos de escuchar, por sus experiencias durante la narración y por las tradiciones que habían encontrado de su país. Todos coincidían en que les encantó, pues fueron historias muy originales, una representación de lo que es Colombia, la particularidad de su literatura que hace que la imaginación termine volando por su magia y fantasía, en este caso como auditores. Les hizo sentirse como en casa.

Carolina Rueda presentó su narración oral “El de las sombras” en el Teatro-Audiotorio de Cuenca el día 17 de noviembre de 2017 dentro de la programación de la Asociación de Amigos del Teatro de Cuenca.

Texto de Alba María Martínez Vicente y fotografía de Sergio Rubio para Makinguclm

Actividades más recientes de la Asociación de Amigos del Teatro de Cuenca contadas por MakingUCLM:

Últimas actuaciones en el Teatro-Auditorio de Cuenca contadas por MakingUCLM:

Deja un comentario