Carmo, Chiado and the apparitions and Faust

La sala ACUA acoge desde el pasado 1 de febrero la exposición resultado del proyecto “Carmo, Chiado and the apparitions and Faust” en el que han participado la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Castilla-La Mancha junto con otros cuatro centros artísticos europeos de Polonia, Francia, Bélgica y Portugal.

Este proyecto liderado y coordinado por José Quaresma profesor de la Faculdade de Belas-Artes da Universidade de Lisboa cumple ya diez años como proyecto artístico transnacional que aúna distintas esferas de la actividad artística alrededor de una propuesta temática anual.

El proyecto “Carmo, Chiado e as Aparições de Fausto. Esfera Pública e Transfigurações de um Mito” no se limita a esta muestra artística, sino que va a acompañada de la celebración de una serie de conferencias temáticas alrededor del mito de Fausto visto desde distintas perspectivas académicas.

Estas conferencias junto con el catálogo de la exposición están recogidas en forma de ensayo científico en el libro “Carmo, Chiado e as Aparições de Fausto” coeditado por la Associação dos Arqueólogos Portugueses y la Akademia Sztuk Pięknych im. Władysława Strzemińskiego w Łodzi.

José Quaresma es el profesor de la Faculdade de Belas-Artes da Universidade de Lisboa y nos ha dado más detalles acerca de este proyecto.

¿Cómo nace este proyecto?

El proyecto tiene una estructura ambiciosa pero también sólida, testada en el tiempo y con muchas instituciones diferentes. Hemos tomado muchos frutos de esta idea que continúa fuerte, con el pensamiento de producir más el resultado de los estudiantes, sobre todo, porque son la mayor parte de los participantes, pero también de los ensayistas, teóricos y artistas que hacen investigaciones, arte y que teorizan conceptos sobre su producción artística. Hace 10 años que se constituyó una red internacional de contactos muy fuertes que nunca se repite porque el tema es siempre diferente. Este año ha sido Fausto, pero el año pasado fue la república literaria, un concepto que atraviesa 5 siglos de historia. Es una forma no institucional de producir cultura, ciencia, filosofía, arte y literatura fuera de las academias consagradas, pero con igual valor y potencia de interferir en los medios culturales. Cambia el tema, pero la estructura se mantiene: siempre exposiciones en varios sitios de Europa, poniendo en contacto a gente con culturas artísticas diferentes: española, portuguesa, polaca, etc. Y así poner la cabeza de los estudiantes de máster, doctorado y grado a funcionar de una manera contemporánea.

¿Cuántos países han participado en total?

En total unos doce o trece. España y Portugal están siempre muy presentes.

El proyecto nace en la Universidad de Lisboa pero ¿tiene el amparo Europeo o es solo una relación bilateral entre facultades?

Es bilateral. Tiene una estructura simple, basada en mi manera de ser, tiene una carga muy personal digamos. Toda la comunicación y el desarrollo lo llevo yo, por ejemplo, no tengo un gabinete de comunicación, lo hago a mí manera cada semana. Incluso a veces lo he hecho de una manera totalmente libre sin el apoyo de la Facultad de Bellas Artes de Lisboa, haciendo yo mismo las conexiones con otras instituciones.

¿Cómo se produce la selección de los estudiantes que participan?

Yo pacto con un equipo de comisarios locales de España, Francia, etc. y ellos eligen a los artistas, yo les digo un número determinado y según su criterio ellos los eligen.

¿Qué planteamientos o conceptos podemos descubrir en la exposición?

Distintas formas de ver Fausto, algunas más ilustrativas otras más clásicas, más esclavas de los conceptos de Fausto. Otros más figurativos, más libres que hacen un desafío muy grande a la narrativa de Fausto. Otros crean Faustos diferentes, creando un Fausto con características actuales que irrumpe en la sociedad para cambiarla.

¿Los artistas jóvenes de Europa entienden el mito de Fausto? Porque parecen conceptos un poco alejados en el tiempo…

Pero como es un mito muy fuerte, muy clásico, muy dinámico, cada uno lo toma a su manera, con su propia energía. Muchos tienen una visión muy actual, se puede observar en algunas obras como se podría hacer con Don Quijote, cruzando fenómenos culturales o políticos del siglo XVI-XVII con los actuales. Y así es también con Fausto.

Lo tenemos en todas las culturas, aunque no lo llamemos Fausto…

Sí, es una cosa muy interesante. Se siente que cada cultura particular ahora es universal y que no hay fronteras, no es verdad porque hay algo muy particular en cada aportación de los ensayistas, de los artistas y se siente cuando cuentan su experiencia.

Un espectador que no conozca la exposición, ¿sabría distinguir de dónde viene cada obra? ¿habría pistas?

No, sería muy difícil determinar de dónde viene cada obra. Se siente que es un arte europeo, pero determinar específicamente si es portugués o español, no es posible.

Entrevista de Josean Montero. Texto de Laura HiguerasFotografías de Laura Higueras para #makinguclm

Puedes ver más contenidos sobre Sala Acua en:

.

El contenido de este artículo está realizado para Makinguclm y publicado bajo licencia de Creative Commons CC BY-NC-ND 2.5 ES. (Reconocimiento - No Comercial - Sin Obra Derivada 2.5 España) .

.

Deja un comentario