El berenjenal rojo de Victoria Siedlecki

Al anochecer, la gente empieza a acudir al Teatro Auditorio de Cuenca preguntándose qué sorpresas trae el siguiente espectáculo de este “Festival d’Palabra”. Relatos eróticos resulta prometedor, tanto es así que en la sala no cabe ni un alfiler, todas las localidades vendidas para escuchar y ver a Victoria Siedlecki. Tras la presentación de Félix Albo todo se quedó en silencio, el público miraba a todas partes para ver por dónde iba a entrar la protagonista. De repente, junto al piano de cola situado en la entrada, aparece una mujer con un vestido y unos zapatos de color rojo pasión, adecuado para la ocasión. Se escucha la melodía del famoso bolero Algo contigo. Al tiempo que camina al centro del escenario, Victoria canta la canción a capella, dejando sorprendido al público. En el centro, una mesa y un taburete cubiertos con una tela roja, iluminados con una luz del mismo color.

La escena se rodeaba de un ambiente íntimo, arropada por el calo r del público. La narradora comenzó con su primera historia sentada en el taburete, una experiencia contada en primera persona que sirvió para atrapar la atención de los espectadores. Comenzaron las risas nerviosas y tímidas, que posteriormente se convirtieron en carcajadas que resonaron por toda la sala. Tras la primera tanda de aplausos, la argentina tomó como referente la historia de las 1001 noches para darle un toque erótico.

Gestos elegantes, un pañuelo de seda moviéndose en el aire y un pareo de monedas, que con el choque entre unas y otras marcaba un ritmo oriental. Y de repente… una berenjena. Por todos es sabido los componentes afrodisiacos de esta hortaliza, y los que no lo sabían se fueron a casa con una lección aprendida y con un recetario completo para sacarle el máximo provecho a la berenjena. Como es costumbre en este espectáculo, la narradora se la regaló a una pareja sentada en la primera fila, que afirmó conocer alguna receta, aunque no sabemos si finalmente los afortunados descubrieron si la leyenda era cierta o no.

Amor, humor y erotismo; todo en uno. El desparpajo de Victoria Siedlecki contagió a un público agradecido por la obra que acababan de disfrutar. Los relatos finalizaron y la artista despidió uno a uno a cada espectador en la puerta de entrada, agradeciendo su presencia y la acogida que había tenido. Tras cosechar cuatro temporadas de éxitos en Madrid, Victoria ha salido “victoriosa” de la capital conquense con estos relatos eróticos. A la salida, los asistentes valoraron la actuación del 1 al 10 en un papel que se repartió en la entrada, en el que además se podía añadir un correo electrónico para recibir información sobre el próximo “Festival d’Palabra”. Sin duda, este espectáculo se llevó la palma.

Texto de Vanesa Moreno Muñoz y fotos de Sergio Rubio para Makinguclm #makinguclm #dpalabra

Puedes ver más fotos de esta y otras actuaciones del Festival d’Palabra en Flickr

Más contenidos publicados por MakingUCLM sobre Festival D’Palabra:

 

Deja un comentario